emprendedor
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Tendencias

LA GRAN BATALLA PARA CREAR EL NUEVO ECOSISTEMA DE SALUD

La innovación en salud comenzó en Norteamérica y Europa para la mejora de los procesos del ecosistema de salud. Pero en América Latina hay mucho camino que recorrer.

Por: Jesús Hernández Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

La rápida evolución de las tecnologías como IoT, Inteligencia Artificial o Blockchain está causando disrupciones en muchas industrias, y para ajustarse a esta era digital, las compañías deben adaptarse a las nuevas y altas expectativas de los clientes para generarles más valor de acuerdo con sus cambiantes estilos de vida.

En este contexto, el sector salud y el asegurador no son la excepción. La tecnología ha permitido en estos últimos años el nacimiento de nuevos actores (más 500 startups en América Latina) que están desafiando el statu quo, acercándose e interactuando con el paciente de forma diferente y desarrollando nuevos modelos de negocio que tienen más sentido para el usuario.


El crecimiento de estas industrias en la región ha sido exponencial. En 2019, la inversión de Venture Capital en startups healthtech en Latinoamérica fue de US$16 millones[1]. Y con la llegada del COVID-19, en 2020, este monto se multiplicó en cinco veces hasta alcanzar un total de 99 millones de dólares.

Según un reciente estudio de la empresa de investigación de mercados Valuates Reports, el mercado mundial de insurtechs alcanzará un valor de casi 12,000 millones de dólares en menos de cinco años.


La innovación en salud comenzó en Norteamérica y Europa para la mejora de los procesos del ecosistema de salud. Pero la realidad es diferente en América Latina: hay mucho camino que recorrer y más retos que las empresas Healthtech e Insurtech pueden resolver en relación con las ineficiencias del sistema sanitario actual.

Además, México es el segundo país de la OCDE con el mayor porcentaje de gasto de bolsillo en salud, tomando también en cuenta que las ofertas actuales de seguros de salud son rígidas y muy dirigidas a un segmento socioeconómico alto. De igual manera, el INEGI identificó la existencia de 33 millones de personas en el país que no cuentan con servicios de salud públicos o privados.


Frente a estos retos, es importante impulsar todavía más el ecosistema emprendedor de healthtech e insurtech en América Latina, compañías que tienen el potencial de democratizar y facilitar el acceso a servicios médicos customizables, de acuerdo con las necesidades de cada persona, tal y como lo hacen con sus hábitos de movilidad, comida, entretenimiento, todo a través de una app.

En un futuro cercano, la idea es que los usuarios tengan una aplicación donde podrán consultar directorios médicos y hospitales, pedir medicamentos a través de una receta digital, hacer reclamos a las aseguradoras, contratar seguros digitales o estudios de laboratorios, enviar su expediente médico electrónico, etc. En definitiva, podrán contar con su ecosistema de salud en la palma de su mano.

 


Para lograrlo, los emprendedores de este sector nos enfrentamos ya a varios desafíos: sistemas de salud en las empresas e instituciones descentralizadas y fragmentadas, con funciones duplicadas, tecnología legada de hace 20 años, resistencia al cambio cultural, etc. toda una enorme fuente de ineficiencia.

Sin embargo, a medida que las implementaciones de proyectos en transformación digital se materializan y sigan allanando el camino, es el momento de que gobiernos, empresas, asociaciones e instituciones reforcemos la colaboración en beneficio de todos.

Jesús Hernández es presidente de la Asociación Healthtech en México y CEO de WeeCompany.

También en esta edición

Compartir