emprendedor
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Modelo de negocios

ABRE UNA CAFETERÍA DE ESPECIALIDAD

El café puede ser tu motor para emprender este 2023. Toma en cuenta los siguientes aspectos y crea una cafetería con sello propio.

Por: Redacción Emprende Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

Los números lo siguen demostrando: abrir una cafetería en México es hoy una opción para emprender en México. El consumo del café en el país continúa creciendo y sumando nuevos consumidores. Anualmente los mexicanos consumen alrededor de dos kilos de café, por lo que hay muchas oportunidades de incrementar esta cifra.

Sylvia Gutiérrez, asesora especializada de la Asociación Mexicana de Cafés y Cafeterías de Especialidad (AMCCE), señala que las cafeterías son un negocio con un alto margen de utilidad, ya que producir una taza de café oscila entre los 8 y 10 pesos, mientras que su precio al público se oferta entre 25 y 34 pesos, más del doble de costo de producción.


De acuerdo con Compartamos Banco, institución financiera de préstamos para emprendedores del segmento popular, la temporada invernal es un buen momento para emprender o hacer crecer negocios ligados a la producción y venta del café.

¿Por dónde empezar? ¿se requiere de un local y máquinas especiales? Según la institución financiera el éxito en este tipo de emprendimiento no necesariamente implica que tengas que rentar un local en una plaza comercial o en una zona con locales costosos; ya que la empresa ha financiado ampliaciones en fondas, locales de antojitos y hasta estéticas que, luego de adquirir una buena cafetera, han generado mayores ingresos.

También ha registrado casos en los que las emprendedoras y emprendedores solicitan préstamos para comprar cafeteras, wafleras, o planchas para crepas, mismas que han dispuesto en sus hogares para generar ingresos extra, a través de las famosas “dark kitchen” o cocinas que solo tienen venta a domicilio, hecho que se ha registrado durante y después de la pandemia.


Por su parte, la Asociación de Cafés Especiales de Brasil (BSCA), señala que la forma de consumir café y el comportamiento de los consumidores ha cambiado en todo el mundo; hoy buscan la calidad por encima de todo. Lo que empezó como un café básico con leche, llegó muy lejos hasta nuestros días, en los que los cafés especiales van ganando cada vez más espacio en el mercado, y también como estilo de vida, con cada vez más variedades y perfiles sensoriales muy diferentes.

Si bien el contar con una buena cafetera y granos de café de alta calidad resulta esencial para preparar la taza perfecta, existe un factor que puede contribuir a que los sabores y aromas propios del café se vean exaltados o arruinados, y este es el grado de molienda.

Erika Chagoya, directora de Gradios Deli-Café, explica que el grano de café tostado, por sí mismo, no es capaz de liberar todas sus propiedades al entrar en contacto con el agua. Es necesario reducir los granos de café a polvo o pequeñas partículas, a través, de un proceso de molienda, ya que esto facilitará la preparación de la extracción.


La importancia de la molienda

El grado de molienda refiere a la textura que tendrá el café una vez molido, que puede ir desde gruesa hasta extrafina. Sin embargo, para seleccionar el grado de molienda ideal es necesario tomar en cuenta los siguientes factores: el método de extracción que se va a utilizar, temperatura del agua, tiempo de infusión y técnica de preparación.

“Entre mayor sea el tiempo de contacto del café con el agua, la molienda debe ser más gruesa, esto aplica para una prensa francesa que tarda entre cuatro y cinco minutos el contacto con el agua. Y viceversa, entre menos tiempo de contacto tenga el café con el agua, la molienda debe ser más fina, por ejemplo, esta se utiliza en extracciones presurizadas en las que el tiempo de contacto es de entre veinte y treinta segundos”, explicó la experta.

Erika Chagoya explica que existen diferentes tipos de moliendas de café, pero los cuatro más comunes son:

 


Un mercado en crecimiento

La recomendación para todo emprendedor que quiera dedicarse a la venta de bebidas calientes es iniciar con la oferta de café sobre otras infusiones, pues se trata de una de las bebidas favoritas de los mexicanos, quienes lo consumen a cualquier hora del día.

Según datos de Worldpanel de Kantar México, pese a que en el país el 84% de los hogares consumen café soluble, en los últimos años, sobre todo después de la pandemia, el café tostado y molido ha ganado relevancia, con un repunte del 20.8% y es considerada la tercera categoría de la canasta básica de bebidas no alcohólicas.

Se trata de un mercado constante y que día con día se hace más popular. Sin embargo, es importante tomar en cuenta algunas consideraciones antes de emprender en el mundo del café. Compartamos Banco comparte los siguientes consejos:

Iniciar un negocio de cafetería, en temporada de frío, es una buena opción para invertir, ya que las ganancias se ven reflejadas en un menor tiempo en comparación con otros negocios. Es importante recordar que México es un gran productor de café a nivel mundial, por lo que el acceso a este producto es sencillo, y más en un contexto en el que no pocos mexicanos emprenden en negocios relacionados con los alimentos. De los más de dos millones y medio de clientes de Compartamos Banco, el 37% se dedica a la preparación y venta de comida; muchos de ellos sin contar incluso con un local, lo que, además de reducir riesgos por desembolsos, pues incrementa su posibilidad de éxito al reducir costos como rentas u otros relacionados con establecerse físicamente.

Ser tu propio jefe o jefa, pese a sonar como un cliché, tiene sus beneficios como tener libertad para decidir con quién trabajar y administrar horarios con responsabilidad. La idea del éxito de cualquier negocio debe radicar en saber administrar el tiempo, sin descuidar la vida personal, ya que ambas son importantes y requieren de un alto compromiso para llegar a la plenitud como personas.


Uno de los grandes aprendizajes que nos dejó la pandemia es que es posible vender muy bien por medio de las redes sociales y la importancia de consumir lo local. Con ese pretexto se recomienda incluir en tus operaciones y posibles costos a un repartidor que entregue pedidos de tu cafetería. Esta opción te ayudará mucho si pones tu negocio en tu propia casa, o ampliará tu alcance si tienes un local.

Si bien el entusiasmo y las ganas de salir adelante son cruciales para poner en marcha cualquier negocio o ampliar el que ya tienes, al emprender un negocio, es importante que investigues a profundidad, sobre todo el universo de tu nuevo proyecto y que te acerques a profesionales que puedan asesorarte sobre finanzas y administración.

La inversión inicial es importante para cualquier proyecto, desde la renta y remodelación de un local, hasta la adquisición de una cafetera forman parte de esta primera inversión, por lo que es importante que definas las necesidades iniciales de tu emprendimiento y el presupuesto para ellas.

Si requieres de algún préstamo, lo más recomendable es acudir a instituciones financieras establecidas y reguladas por la ley, esto te permitirá sentirte seguro y respaldado. Instituciones financieras como Compartamos Banco otorgan créditos grupales e individuales que permiten a los mexicanos emprender y/o expandir sus negocios para dar abasto a las necesidades de sus clientes.


Café con sello propio

De acuerdo con datos de la Asociación Nacional de la Industria del Café (Anicafe), en 2020 existían alrededor de 70,000 cafeterías a nivel nacional, entre grandes corporaciones y hasta microempresarios, por lo que hay un nivel alto de competitividad en el sector. El emprendimiento de una cafetería puede ser muy común, por lo que la institución financiera comparte algunas recomendaciones para distinguir tu negocio de los demás:

  • Elegir al mejor proveedor. La elección sobre la materia prima de tu negocio debe depender de factores como el tipo de café que deseas promover, su calidad, el compromiso del proveedor y sobre todo los precios. Recuerda que, a mayor calidad de materia prima, mayor calidad de producto final.
  • Café 100% mexicano. Optar por una opción local siempre es bien recibido. A pesar de que el café no es de origen mexicano, sí existe un grano que es totalmente nacional: pluma. Es una variedad con reconocimiento internacional, por su aroma fuerte y distinguido. México tiene tres principales estados (Chiapas, Puebla y Veracruz) productores de café y en ellos se concentran diferentes tipos de granos como: Pluma, Arábica, Robusta, Café cereza, Criollo y Maragogipe.

  • Una opción de alto consumo. Si tu idea es irte por un sabor más conocido, el grano de café arábico es la opción, ya que se trata de la especie más cultivada en México y en el mundo y su principal característica es su color verde intenso y su poca concentración de cafeína. Con esta opción, un cliente con poca tolerancia puede obtener una taza de café diferente y sin un elevado porcentaje de cafeína, además que tu negocio puede atraer a nuevos consumidores con diferentes gustos.
  • Sé una taza de café diferente. Incluir en tu menú algunas opciones locales, con sabores diversos e incluso exóticos, puede exponerte a potenciales consumidores. Recuerda que en las cafeterías se busca una experiencia inmersiva para el cliente, por lo que puede resultar vital destacar no sólo el menú, sino también la decoración y la presentación de los productos.
  • Ideal para redes sociales. Procura que la ambientación de tu local tenga una temática atractiva, que pueda ser adecuada para que las personas se tomen fotografías para subir a redes sociales, eso ayudará a tu emprendimiento a ser más conocido.

Si ya te decidiste a realizar tu sueño de tener una cafetería la recomendación final siempre será investigar a fondo sobre el tema y acercarte a los expertos para que te asesoren.

 

También en esta edición

Compartir