emprendedor
Regresar a edición Pantalla completa Compartir Accesibilidad Tamaño de texto
A- A+
Animaciones
Iniciar sesión
Portada

EMPRENDER Y NO MORIR EN EL INTENTO

La planificación es una de las reglas básicas para arrancar y hacer crecer tu negocio.

Por: Zaira Mora Swipe

Continua en la historia

Swipe Desliza a la izquierda para continuar

Evitar enamorarnos de lo que ya está hecho nos abre las puertas a cambiar lo que conocemos a lo que realmente será exitoso. Por eso, es muy importante saber que no en todo momento tenemos la razón y que va a haber ocasiones en que las ideas de más de uno, es decir, no solo las tuyas, pueden encontrar lo que realmente tu producto necesita.

Por eso es importante que antes de lanzar algo al público tengas bien planteado hacia dónde vas y quién o quiénes van a participar en tu proyecto.


Necesitas considerar cómo armar y definir tus estrategias para tener alternativas y esto último es esencial: evita quedarte con una sola opción. Todo plan estratégico debe tener por lo menos dos posibilidades extras a la original, a fin de poder hacer frente a cualquier incidente no previsto.

 


Por ejemplo, en el área comercial hemos llegado a presenciar más de un problema, pero el más particular siempre es que una campaña o una estrategia en la que se invirtió presupuesto no funcione. Como departamento deben tenerse alternativas que te permitan lidiar con un obstáculo de ese tipo; siempre hay que prevenir riesgos. Aunque las posibilidades sean mínimas, el impacto de error al entregar resultados debe ser el mínimo a toda costa.

 


Además, cada departamento debe tener un presupuesto destinado a necesidades específicas. Los recursos que tengas se invierten con la finalidad de maximizar los resultados y respaldar los objetivos de tu equipo. Adicionalmente, más que planificar estrategias para el momento, todo el tiempo debes visualizarlas a largo plazo y analizar qué tan rentables serían en un futuro.

Aunque parezca que hacer esto no es demasiado problema, la realidad es que si lo es; muchas veces por el hambre de recibir clientes potenciales y cuando no se tiene la asesoría adecuada podemos llegar a caer en ser demasiado serviciales y recibir muy poco de lo que esperamos.


Cuida tu imagen y los testimonios que tienen de ti otras personas, ya que de ahí se desatan las referencias y atributos que como marca tienes. Así, que la respuesta a la pregunta del inicio es: todos van a confiar en ti, ¡si es que haces las cosas correctamente!

Muchas veces rechazamos la ayuda de una persona experta en consultoría y estrategias comerciales por no utilizar un porcentaje del presupuesto en este rubro. Podría parecer inútil, pero es de gran ayuda y una etapa muy importante del lanzamiento de un producto o servicio. Como ya lo mencionamos, debe haber un presupuesto destinado de inicio a fin a la estrategia comercial. ¡Anticipa tu estrategia! Nosotros te ayudamos a implementarla y posicionarla.

*Zaira Mora es CEO de Aggentia

También en esta edición

Compartir